Jessica Castro: La Verbena Cd. Obregón

Jessica Castro tiene una filosofía muy clara sobre el consumo local, ella es co- fundadora de la Verbena, un espacio emprendedor alineado a ODS. Hoy nos comparte la historia sobre cómo surgió este proyecto y muchas cosas más.

 ¿Cómo nació La Verbena?

En un principio, La Verbena no estaba planeada para ser realizada. Primero, entre mi compañero y amigo Sergio Escalante y yo creamos una línea de accesorios llamada BINDU para ganar dinero extra, y para promocionarla buscamos bazares locales. En la mayoría nos dimos cuenta que ¡cobraban carísimo!. Media mesa representaba 1 día de lo que tú ibas a ganar. Imagínate, si nosotros tenemos otro trabajo o estamos buscando otro trabajo y decimos que en verdad no conviene, ahora imagínate los que solamente viven de sus emprendimientos. Los espacios que dan son muy pequeños, el flujo de consumidores que asisten a los bazares es incierto, no les aseguran que sí vayan a vender algo, etc. Entonces dijimos –vamos creando algo nosotros- ¿por qué no?

Nos acercamos a cultura municipal, porque eran épocas del Festival Tetabiakte y Sergio dijo – ¿Qué tan descabellado sería que nuestro bazar estuviera dentro de este festival? Y así aseguramos ventas a los emprendedores- Pensamos que no perdíamos nada por tocar la puerta, nos acercamos  y nos aceptaron. Y así nació La Verbena.

¿A qué se debe el nombre?

Pensamos que los bazares que ya existen, la mayoría tiene en el nombre “mercado” “bazar” “local” “market” y cosas así, entonces dijimos:     -Hay que ponerle algo original que tenga que ver con un conglomerado de gente, fiesta, feria, etc”  Entonces pensamos en algo así como “La verbena popular, la feria del pueblo” Y agarramos “La Verbena” para no repetir lo que ya existía.

Además del bazar presencial, ¿Qué otras actividades realiza La Verbena?

Tuvimos una edición en línea por la situación en la que estamos y dijimos –No vamos a esperar a que acabe para exponer a los emprendedores y sus marcas- Y así nació La Verbena online. Próximamente se vienen plataformas digitales para venta en línea y proyectos de la mano con el ayuntamiento, así que estén pendientes.

¿Cuáles fueron las barreras para desarrollar el proyecto de La Verbena?

Que nos tuvieran la confianza los emprendedores. Que no vieran que era “un mercado más” y que realmente nos vieran como una plataforma diferente en donde sí costeara lo que invirtieran. Queríamos estar en eventos donde la gente fuera y por eso nos acercamos al ayuntamiento de primera opción.

¿Cómo fue que las personas recibieron La Verbena?

Fue un recibimiento positivo tanto de emprendedores como el público. Como empezamos en el festival Tetabiakte, había muchísima gente en la plaza municipal, y como veían que todos traíamos una camiseta que decía “Consume local” las personas se empezaban a acercar para preguntar y de paso así compraban lo que había. Los emprendedores vendieron muchísimo, fue impactante. Y así las mismas marcas se quedaban en las siguientes ediciones e invitaban a más emprendimientos.

Si pudieras regresar el tiempo cuando recién estabas iniciando el proyecto de La Verbena ¿Qué consejo te brindarías a ti misma y a tu equipo?

Me diría que confiara en mi proyecto. Tenía muchísimas dudas, creo que si no hubiera trabajado de la mano con alguien, no me hubiera animado a hacerlo. Entre Sergio y yo nos echábamos porras con el  “si vamos a poder”, “tu confía”. 

Y al equipo, les diría que pierdan el miedo o la vergüenza de salir en cámaras o en la publicidad. Siento que es algo muy importante al momento de emprender y dar a conocer una idea para conectar con las personas.

¿Cuál es tu meta en cuanto a La Verbena?

Consolidarnos como la plataforma más grande del municipio en apoyo al emprendedor local. Y que los emprendedores vean en La Verbena un parteaguas para hacer despuntar sus marcas a un nivel más elevado.

¿Cómo aprendes a ver oportunidades donde solamente otros ven problemas?

No quedándome en la lamentación. Antes de que empezáramos con BINDU, nuestra marca de accesorios, y después La Verbena, pasé por dos recortes de personal en las empresas donde trabajaba. Y me aguité un montón. Me preguntaba mucho “¿qué voy a hacer para no quedarme sin dinero para comer, para salir adelante?” se me cerró el mundo bien cañón. Afortunadamente, gracias al apoyo de mis amigos, ahora socios y compañeros de emprendimiento, me levanté y dije “Jessica, o te quedas llorando, no haces nada y te consumen las deudas, o te levantas y te pones en acción”. Es más la actitud con la que ves las cosas.

¿Qué consejo les brindarías a las personas que desean realizar iniciativas como La Verbena para fomentar el consumo local?

Que no copien. Busquen algo diferente para ofrecer al mercado que vayan a atacar. Porque nada funciona igual dos veces. ¿Qué te hace creer que tu bazar va a ser igual de exitoso que el bazar del otro? Innoven, saquen la creatividad, infórmense, investiguen, busquen más allá de lo que hay enfrente de sus narices y ofrezcan algo distinto.

No te olvides de seguir a Jessica en instagram  y a la Verbena

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *